XXX Guarras y cachondas Madurita se pone a mil delante de una cámara

Madurita se pone a mil delante de una cámara

129
Compartir

Esta mujer madurita quería hacer una buena escena porno por primera vez. Ella se separó de su marido y desde siempre había estado reteniendo sus instintos de puta. Ella le encantaba el sabor de una polla y sentirla en su culo era de lo que más le apetecía probar. Ella sentía un morbo especial en hacerlo delante de una cámara, pero le daba mucha vergüenza.

El chico sabía muy bien medir sus palabras y poco a poco la fue convenciendo para que se quedara en pelotas delante de ella. Al principio no sabía qué hacer, pero después se puso a comerle la polla. El morbo de la cámara hacía que quisiera hacerlo mejor que nunca y eso se notaba a la ora su succionarle la polla. Estaba descontrolada y cachonda y eso era precisamente lo que querían ver en ella.